• Precio rebajado
  • Novedad

Carrito Candy Bar Honey

89,00 €
148,33 €
40% de descuento

Gastos de envío GRATIS en compras superiores a 50 €.

Cantidad
En stock

  • Material: Madera envejecida
  • Medidas: 96 cm x 41,5 cm x 96 cm
  • Peso: 9 kg
  • Requiere Montaje
CE_0007
Contáctanos por WhatsApp

El carrito Candy Bar Honey dará glamour a tus celebraciones

En nuestros días, la originalidad prima a la hora de decorar eventos de toda índole: desde celebraciones de cumpleaños hasta convites de boda. Por este motivo, el carrito Candy Bar Honey es el más adecuado para aportar un toque de glamour y estilo vintage a tus momentos más importantes. Aquí encontrarás más información sobre este complemento que hará las delicias de los más pequeños y los adultos.

¿Qué es el carrito Candy Bar?

Antiguamente era muy común encontrar los conocidos como carritos de chucherías en ferias o fiestas señaladas. Con el paso del tiempo, el estilo fue cambiando y en los Estados Unidos de los años 50 fueron muy frecuentes en las bodas. En ellas se homenajeaban a los novios con distintos postres elaborados por los amigos o familiares. Posteriormente, se trasladaron de las ceremonias matrimoniales a cualquier tipo de celebración, siendo más frecuentes en las infantiles por su tamaño y diseño.

Características

Fabricado con una bonita madera blanca, este material aporta resistencia y un fácil mantenimiento, por lo que te durará muchos años. Sus medidas son de 96 cm x 41,5 cm x 96 cm, de manera que es ideal para que tanto los más pequeños como los adultos puedan acceder a los dulces con facilidad y no te ocupará mucho espacio.

Además, estas dimensiones permiten su traslado sin grandes esfuerzos. A ello contribuye también su reducido peso de 9 kg.

Está dividido en tres compartimentos a diferente altura: el primero posee un diseño con óvalos en la parte posterior y es de menor tamaño que los otros dos. El segundo y el tercero tienen características similares: son amplios y están elaborados con madera gris moteada, lo que marca una notable distinción con el resto del carrito. A su vez, cuentan con una preciosa placa dorada con letras mayúsculas donde reza «joy to the world» («alegría para el mundo»).

Como detalles exteriores, tiene dos ruedas para darle una mayor sujeción, así como un bonito diseño en la parte superior, ya que dentro de una parte triangular se encuentra una pizarra negra para añadir el cartel que mejor le corresponda y un pequeño corazón sobre ella.

Puesto que se trata de una pieza compleja, requiere montaje, el cual, no obstante, es bastante sencillo y no te supondrá ningún problema.

Ventajas

Al estar pintado de blanco, color neutro, da una mayor amplitud decorativa. Y combina perfectamente con cualquier otro como el rosa, el dorado o el azul pastel, dependiendo del evento al que esté destinado. En cualquier caso, podemos garantizarte que en cada uno parecerá un carro totalmente distinto.

Por otro lado, la altura de los compartimentos del carrito Candy Bar Honey permite que los más pequeños puedan acceder a sus dulces preferidos sin ayuda de los adultos.